Nos reunimos todos los lunes a las 20,30 horas en la C/Vinaroz nº31, entrada por C/Pradillo, MADRID ¡TE ESPERAMOS!

miércoles, 8 de mayo de 2013

La hija de Ariel Castro fue condenada en 2008 por intentar asesinar a su bebé

Miércoles, 8 de Mayo, 2013
EEUU | Uno de los secuestradores de Cleveland
Imagen de Ariel Castro.
Ariel Castro presumía en su página de Facebook de tener tres hijos y cinco nietos. Pero en su perfil no había una sola referencia al episodio que sacudió su familia en febrero de 2008, cuando su hija Emily fue condenada a 25 años de cárcel por intentar asesinar a su bebé.
Los hechos ocurrieron en el domicilio de la joven en Fort Wayne (Indiana) el 4 de abril de 2007. Emily sufría depresiones desde hacía varios años y acababa de romper con su pareja el día anterior. La policía acudió a su casa en la avenida Parkhill alertada por una vecina que llamó para informar de que un perro había mordido a una niña muy pequeña. Al llegar al lugar de los hechos, los agentes encontraron a Janyla (11 meses) en los brazos de su abuela y con cortes muy profundos en la garganta.
El abogado de Emily Castro presentó la agresión como el fruto de los problemas mentales de su clienta, que llevaba años tomando medicamentos para atenuar su depresión. Pero ese extremo no evitó que la joven fuera condenada a 25 años de cárcel por el juez John Surbeck, que supeditó su liberación después de ese plazo a un examen minucioso de su salud mental.
"Lo que ocurrió con Janyla fue grave, impensable e irreversible. Pero lo que ocurrió con Emily no fue menos grave", dijo al escuchar la sentencia Ariel 'Anthony' Castro, hermano de la agresora e hijo del hispano ahora arrestado por el secuestro de las tres jóvenes de Cleveland.
El novio de Emily Castro se llamaba Deangelo González y su relación empezó en 2005. Al quedarse ella embarazada, la pareja se mudó al apartamento de Fort Wayne (Indiana) donde se produjo la agresión.
A Emily, que entonces tenía 19 años, se le habían recetado varios medicamentos para tratar sus problemas mentales. Pero eso no evitó que surgieran problemas en el seno de la pareja. Su novio amagó dos veces con irse de casa y rompió la relación la noche antes de que su novia intentara asesinar al bebé.

Agua y barro

La agresión la descubrió la vecina Heather Powell, que detuvo su coche junto a la casa al ver a una mujer con una niña ensangrentada. Powell enseguida llamó a los servicios de emergencia, que comprobaron que la niña tenía hasta cuatro cortes en la garganta.
La mujer que llevaba la niña en brazos era Grimilda Figueroa, la madre de Emily y la esposa del hispano arrestado por secuestrar a las tres jóvenes de Cleveland. Ella fue quien contó a la policía que su hija había apuñalado varias veces al bebé y llevó a los agentes hasta el interior de la casa.
Allí encontraron a Emily "cubierta de barro, agua y barro", según relata el auto judicial. La joven tenía heridas de arma blanca en el cuello y en ambas muñecas que ella misma se había infligido fruto de la desesperación. Entonces confesó a los agentes que había intentado asesinar a su niña para vengarse de su novio y que luego había intentado arrojarse en un arroyo cercano después de cortarse las venas. Emily Castro sobrevivió y hoy cumple su condena en una prisión de Indiana.
Emily no es la única hija de Ariel Castro. Sus otros dos hijos se llaman Rosie Arlene y Ariel 'Anthony'. La primera tuvo una hija hace sólo unos días según recoge el perfil de Facebook del detenido. El segundo llegó a escribir un artículo sobre Gina DeJesús como becario en un periódico local. Entonces no sabía que su padre escondía a la joven en su domicilio.
http://www.elmundo.es/america/2013/05/07/estados_unidos/1367947718.html