Reunión de los lunes

Nos reunimos todos los lunes a las 20,30 horas en la C/Vinaroz nº31, entrada por C/Pradillo, MADRID ¡TE ESPERAMOS!

lunes, 15 de febrero de 2016

Padres que reclaman la prueba de ADN

Lunes, 15 de Febrero, 2016

Álvaro Area, vive en Torrepacheco aunque es de origen gallego, es militar, y ha pedido él mismo que se reconozca como padre del menor nacido por la que era su pareja, la cual tras quedarse embarazada un día le manifestó que se tenía que marchar de la casa porque ya tenía otra pareja e iba a abortar.

El bebé se encuentra ahora en un centro de acogido, ni está con la madre ni está con él, pues la madre en el registro inscribió como padre del menor a su nueva pareja. Álvaro se muestra convencido de ser el padre de ese  niño, y ya ha instado en el juzgado el proceso de filiación y ha solicitado someterse de ADN que confirme su paternidad.

Estos son los padres que dan ejemplo, no son millonarios, son trabajadores, y acuden ellos mismos a la esta justicia, para ejercer sus obligaciones con sus hijos. Padres que son capaces  y no dudan en anteponer sus hijos a su vida laboral, que con hechos muestran a la sociedad que lo primero en su vida son los hijos.




Nuestra sistema judicial en España obliga a padres a jugarse su vida por reconocer a sus hijos, porque sus hijos el día de mañana puedan disponer de un padre, desde luego estos niños tiene más que demostrados desde los principios de su vida que su padre les consideró lo más importante. Es triste ver como madres es empeñan en mentir a los hijos sobre la identidad de su padre, como juegan con ellos, inscriben como padre del menor a sus nuevas parejas, o declaran que no conoce la identidad del padre de los menores. Después se niegan a que los menores sean sometidos a la prueba del ADN, bajo el objetivo de retrasar que el hijo tome contacto con su padre. Pero es más triste aún ver a una justicia que avala las intenciones de la madre, y que en contra del interés de los menores retrasa el contacto de esos bebés con su padre. Después alegan que el padre y el bebé no tienen apego.

- «Mi bebé tiene mes y medio y no lo he visto» (enlace a caso de Álvaro)

Otros:
. “Yo lo tengo claro, prevalece la custodia de mi hija menor a la prestación de un servicio”
- «Mi hijo, por encima del fútbol»


El ejemplo contrario al del caso de Álvaro nos apareció un día por la asociación, un padre nos relató su experiencia personal, cuando descubrió que su hijo con 3 años no era suyo, la madre a sabiendas había atribuido la falsa paternidad a Eduardo. Creo una página en apoyo a otros hombres que pasaran por las mismas circunstancias: Fraude de paternidad

Fernando Peralta es el ejemplo de un padre que se jugó la vida por reconocer a su hija como padre. El trato que la Policía Nacional de Madrid con él dispuso, es para echarse a llorar estando en una democracia.

El protagonista del vídeo es Santiago Moraleda, otro hombre que fue engañado para concebir al hijo, pues la antigua pareja de la madre estaba incapacitado, y después fue sustituido por el antiguo novio. Casos de infidelidad, de engaños, tenemos a  patadas. Se achaca a los varones una conducta infiel, pero ya las noticias alarman que las mujeres superan a los hombres.




Fuente:
Nina Fuentes
https://www.facebook.com/nina.fuente.5/posts/10207851205253467

5 comentarios:

Christian Martinez Laserna dijo...

Creo que hay derecho a esta prueba, la madre en situaciones así no debería negarse porque convivir con la angustia de que no seas el padre debe ser dura... Para ello están las pruebas de paternidad...

viso dijo...

Al final se consigue por vía judicial, pero al negarse la madre consigue ganar tiempo, y en ese tiempo pueden pasar muchas cosas, la manipulación parental se hace más efectiva cuanto mayor es la edad de los menores y el distanciamiento con el padre.

Ana Gonzalez De Prada dijo...

Yo eso lo tendría como atenuante en caso de que las personas se quieran divorciar por el resultado de la prueba de adn... Si después de eso la mujer sigue contando con los mismos derechos es algo que debemos de cambiar y lo digo yo incluso siendo mujer

viso dijo...

La mentira en ciertos casos debería ser castigada con dureza, y este sin duda es uno. Ese niño puede hoy conocer la verdadera identidad tanto de su padre como de su madre gracias a la generosidad y bondad del trabajador social que avisó al padre de su hijo estaba vivo.

Ana Gonzalez De Prada dijo...

Para los padres es imprescindible acudir a un centro especializado y sacarnos la prueba de paternidad si tenemos cualquier duda, tener que vivir con la incertidumbre no es nada bueno para nuestra salud