Reunión de los lunes

Nos reunimos todos los lunes a las 20,30 horas en la C/Vinaroz nº31, entrada por C/Pradillo, MADRID ¡TE ESPERAMOS!

martes, 10 de abril de 2012

Educadora sexual cree que algunos se lucran del divorcio

Martes, 10 de Abril, 2012
Enlace relacionado:
- El problema de la vivienda se agrava en el caso de los hombres y mujeres separados
La educadora sexual Luisi Denton Marini cataloga las fiestas para celebrar el divorcio como una burla que denota insensibilidad ante los procesos humanos y como una forma de diversos sectores de lucrarse de la separación de las parejas.
Vale la pena destacar que entrevistamos a la experta excluyendo las celebraciones de aquellos divorcios cuya causal fuese trato cruel o las injurias graves u otras modalidades en las que estuviera implicado el maltrato físico o verbal. En dichas circunstancias, el panorama es aún más complejo y dramático.
Ahora bien, Denton Marini opina que, en una economía en crisis, las “personas creativas” están utilizando la industria del divorcio para hacer dinero. “Yo lo veo como una industria que está manipulando, que se está aprovechando de la necesidad de recuperar y de sanar que tenemos los seres humanos cuando vivimos una experiencia tan y tan traumática y dolorosa como es un divorcio”, destaca la experta.
Denton Marini establece que una persona recién divorciada tiene que pasar por unas etapas de recuperación y sanación tras el fracaso de su relación sentimental. “Lo que yo tengo que hacer es un análisis, no quedarme deprimida, pero tengo que hacer un proceso de sanar. Pero no es a lo loco, bebiendo champán o embrollándome en una fiesta, cuando lo que tengo que trabajar es con mi parte psicológica, emocional, afectiva, autoestima y con mi vida espiritual”, establece.
¿Una fiesta para celebrar el divorcio hace el proceso más llevadero? “Te distrae por las cuatro horas de la fiesta, pero después, cuando llegues a tu casa y te acuestes, vas a estar en un vacío existencial espectacular”, responde.
“Yo lo veo como una cosa sarcástica y un poco inhumanizante en los procesos naturales de un ser humano. Esto es una burla”, manifiesta Denton Marini. Dicha “burla”, según la educadora, no sólo afecta a la divorciada, también a su ex cónyuge, a sus hijos y a la sociedad en general.
“No podemos dejar fuera el tema (de los) hijos. Hemos quitado a estos niños la estabilidad del hogar y vamos a celebrar. ¿Y qué de esos hijos que después tienen que relacionarse con el otro cónyuge, cuando tú lo estás humillando (con una fiesta)? No sólo no te importa (el divorcio), sino que lo celebras”.
¿Estas fiestas pueden, de alguna manera, fomentar el divorcio? “Obviamente. Claro que sí”, afirma.
Denton Marini comparte la opinión de algunos sectores religiosos en los Estados Unidos, que han criticado estas fiestas. Además, alega que vivimos en una sociedad “donde se ha perdido el valor del compromiso, la entrega y la fidelidad –para toda la vida– que implica un matrimonio”.
La educadora sexual tiene conocimiento de algunas fiestas de divorcio celebradas en la Isla. “Sí he oído algunos (casos). Ya mucha gente sabe que esto se celebra y está empezando”.
Denton Marini comenta que, a pesar de que aquí muchas parejas optan por la convivencia, este tipo de fiestas no son tan populares porque el boricua “es más sensible ante el dolor, las pérdidas y el fracaso”.
“Aquí estamos muy conectados a nuestros sentimientos. Somos personas emotivas; el puertorriqueño es muy sensible. Celebrar esto demostraría una insensibilidad que va en contra de nuestra propia idiosincrasia, de nuestra propio ser”, concluye.
 http://www.primerahora.com/educadorasexualcreequealgunosselucrandeldivorcio-633694.html