Nos reunimos todos los lunes a las 20,30 horas en la C/Vinaroz nº31, entrada por C/Pradillo, MADRID ¡TE ESPERAMOS!

domingo, 25 de octubre de 2009

¿Qué hacen los hombres cuando están solos?


Los hábitos de los 15 millones de hombres de entre 18 y 65 años que hay en España han cambiado mucho en los últimos tiempos. Cuando se quedan solos en casa, ya no salen como tiburones a ligar ni se reúnen para ver películas porno. Ahora reparten los 54 minutos de ocio diario que les calcula el INE entre el ordenador, el 'sillón-football' y sus aficiones, que según varios estudios, cada día son más intelectuales y sofisticadas.


Por LEONOR HERMOSO. Fotografías de RICARDO CASES
Estar solo, según el diccionario de la Real Academia Española, significa "estar sin compañía". Pero la RAE también añade una característica un poco más romántica: "Que no tiene quien le ampare, socorra o consuele en sus necesidades o aflicciones". Así, para muchos, estar solo es no tener pareja; para otros, no estar con los amigos.
Si nos circunscribimos a la acepción más aséptica, los hombres se quedan aislados en la soledad del hogar durante menos de media hora al día, según la agencia de datos Eurostat; salvo durante el fin de semana, que pueden llegar a disfrutar de más de 60 minutos de soledad. ¿Y a qué se dedican? Roberto Vega, auxiliar administrativo de 33 años, y voluntario en este pequeño estudio sociológico sin pretensiones científicas, se confiesa: "Los hombres, cuando están solos, se toman el tiempo realmente para ellos. En cambio, las mujeres hacen actividades de grupo, se van con sus amigas o las llaman por teléfono", afirma. Y es que la comunicación, según el libro 'La mujer construida. Comunicación e identidad femenina', de Juan Carlos Suárez Villegas (Ed. Mad), es una parte vital del ocio femenino. Para Vega, "el hombre busca más tiempo para él mismo: jugar a la consola sin que venga su pareja y le diga nada, ponerse con el ordenador sin que nadie le moleste...". El motivo de este comportamiento lo explicarían las estadísticas ya que, según una encuesta de la consultora Holden Pearmain, casi el 30% de los varones europeos menores de 40 años se siente controlado y presionado por las mujeres cuando ellas están por casa.
En definitiva, si un observador de otro planeta mirase por un agujerito, podría confirmar que los hombres, cuando están solos, 'vaguean' más que ellas; o, al menos, hacen más actividades menos productivas (y menos movidas) durante más tiempo... "Los hombres, en general, usan el tiempo peor que las mujeres, incluso el tiempo libre. Están menos obligados socialmente a hacer buen uso de su tiempo", dice Inma Moraleda, concejala de Nuevos Usos Sociales del Tiempo del Ayuntamiento de Barcelona. Para muestra, los resultados de un test realizado por Eurostat: las mujeres dedican cinco horas diarias de media a las tareas domésticas y a cuidar de la familia; los hombres, 42 minutos. Aunque tampoco hay que caer en la generalización más absoluta, como señala el psicólogo Carlos de la Cruz, director del máster en Sexología de la Universidad Camilo José Cela de Madrid: "Nunca hay que olvidar que existen dos sexos distintos, pero muchas formas de ser o de comportase en cada uno de ellos".
OCIO DE PUERTAS ADENTRO. Lo que sí es cierto, es que asistimos al momento más relevante de la historia moderna en cuanto al porcentaje de personas que se quedan en casa para disfrutar de su ocio. Según la encuesta 'A qué dedican los españoles el tiempo libre, de facilisimo.com', en tres años hemos perdido 40 minutos de ocio fuera de casa para invertirlo en divertirnos dentro del hogar. ¿Los grandes perjudicados? Cines, restaurantes y centros comerciales. Los beneficiados, sin duda, las empresas de videojuegos. "El empleo del tiempo libre ha cambiado mucho en las últimas generaciones. Una persona de mi edad puede desarrollar muchas aficiones dentro de casa. En cambio, tanto mis hermanos mayores como mi padre no tenían esa posibilidad. Las actividades de ocio había que hacerlas fuera de casa", recuerda Roberto Vega. Es cierto, el mundo audiovisual e Internet lo han cambiado todo: hoy no hace falta poner un pie fuera del umbral para visitar países maravillosos, mantener una relación con alguien o ver una exposición de arte. Pero centrándonos en ellos: ¿qué hacen los hombres de hoy cuando se encuentran en la soledad de su hogar?
1. NAVEGAN POR LA RED. Y se enganchan a los videojuegos. La última encuesta de equipamiento y uso de tecnologías de la información del INE ha calculado que más del 70% de los hombres españoles se conecta a Internet habitualmente. Y el 43% de los menores de 30 (16% de los menores de 50, según la Federación Europea de Software Interactivo) se declara jugador asiduo de videojuegos. Entre ellos, Roberto Vega, con pareja estable desde hace años. "Cuando estoy solo, puedo dedicar unas cinco horas al día al ordenador y a la consola –más a Internet que a los juegos, la verdad–. Pero si estoy con mi pareja, nada de nada. Internet ni se toca".
¿Demasiado mayores para jugar? De eso nada. Según la consultora Nielsen, la media de edad de los usuarios de videoconsolas en España está en los 26 años. "A medida que los hombres se casan, tienen hijos y asumen más responsabilidades, su compromiso con el juego adquiere mayor trascendencia para ellos. Pueden conservar la juventud mientras dediquen tiempo a los videojuegos", explica Michael Kimmel, profesor de Sociología de la Universidad de Nueva York. La tecnología divierte, exige poco esfuerzo y proyecta, en el mundo masculino, una imagen de éxito.
2. VEN FÚTBOL.Un total de 21 horas es el tiempo semanal que dedica Félix Cortés, funcionario de 40 años, a su máxima afición: el fútbol. "Un tiempo que se ve reducido a dos horas semanales, más o menos, cuando estoy con mi chica". Este madrileño no se considera un gran televidente: "Prefiero salir con los amigos, o incluso jugar, a simplemente ver los partidos por la tele". En cualquier caso, como más del 40% de los hombres jóvenes europeos, sitúa las retransmisiones deportivas entre sus programas favoritos para ver desde el sillón.
Un estudio realizado el pasado año por la consultora TNS en Europa señalaba que una cuarta parte de los encuestados españoles dedica ocho horas semanales a ver deporte en la pequeña pantalla. Los varones señalan las retransmisiones de fútbol, Fórmula 1 y baloncesto como sus favoritas, según estudios de TVE. Porque, contrariamente a lo que piensan muchas mujeres, ver fútbol no es un entretenimiento tonto, sino una forma diferente de ver la sociedad; al menos, eso reflejaba el semiólogo Roland Barthes en el libro 'El deporte y los hombres'.
3. TIENEN 'HOBBIES'. Juan Pérez, de 26 años, politólogo, lleva desde los 5 tocando la guitarra. "Puedo dedicarle, algunos días, seis o siete horas; otros, ninguna... Aunque lo ideal para mí sería poder estar todas las tardes dos horas con ella". El tiempo disponible depende de si está solo o no, aunque su 'hobby' ha terminado gustándole tanto que aspira a dedicarse profesionalmente a la guitarra. "Siempre que tengo un hueco prefiero dedicárselo a la guitarra. Aparte de este 'hobby', me gusta también leer". Sus gustos coinciden con los identificados en un estudio realizado por la consultora Holden Pearmain en 2006, que señalaba que "los hombres europeos tienden a buscar, día a día, aficiones que son más sofisticadas e intelectuales".
La última encuesta sobre tiempo libre de los españoles en casa, de 'facilisimo.com', lo confirma: los españoles prefieren dedicar su tiempo libre a estar con sus mascotas, cocinar, hacer deporte o manualidades. ¿Los culpables? Por un lado, el nivel cultural de los europeos ha subido más de tres puntos en las cuatro últimas décadas; por otro, la masificación demográfica en grandes ciudades hace que aficiones que antes eran una excentricidad, o una curiosidad asequible para unos pocos, ahora se hayan democratizado. Tampoco hay que olvidar, como recuerda el propio Juan que "la generación anterior, la de mi padre, tenía más sentido de la obligación y menos de la diversión o de disfrutar con los 'hobbies'. Se veía menos a los amigos, se disfrutaba menos del tiempo libre...".
4. SE PONEN GUAPOS. El Estudio Cuantitativo Cosmética Masculina Euro RSCG señalaba, en 2007, que las compras en el mundo de la cosmética masculina se incrementan a un ritmo de un 14% anual. La multinacional L’Oréal aporta más datos: los tratamientos cosméticos preferidos de los hombres son los que atañen, en primer lugar, al pelo, y en segundo, a tratar de paliar los síntomas de envejecimiento facial. Así que, abrir la puerta de un rodríguez moderno y encontrarlo con una mascarilla en la cara y las mechas puestas en la cabellera, mientras se conecta a Internet, no es ninguna sorpresa en este siglo XXI.
Menos aún con la vuelta al trabajo tras las vacaciones, fechas en las que, según Ana Vara, experta en belleza de Svenson, "las consultas capilares se incrementan un 20% respecto a otras épocas, pues los hombres quieren volver al trabajo con una imagen renovada, más joven". Los resultados de la última encuesta de Men’s Health sobre cosmética para ellos confirman que existe una creciente preocupación masculina por su cuidado personal. Ni más ni menos que un 43% de los hombres asegura que disfruta cuidándose y que no le importa dedicar tiempo a hacerlo bien. En total, pasan 15 minutos diarios acicalándose (sin incluir el ritual de la ducha) y el 40% dedicaría más tiempo si pudiera.
5. COMEN Y BEBEN... MAL. En el 25% de los hogares españoles, al menos dos veces por semana, se prepara un menú a base de la llamada comida basura, revela la última 'Encuesta nacional de salud'. Los hombres divorciados, seguidos de los solteros, y de los jóvenes son los que peor se alimentan en nuestro país, según esta encuesta, y lo hacen peor en Madrid que en Extremadura (la comunidad autónoma donde mejor comen los hombres). Por rango de edad, son los jóvenes menores de 30 años los que más comida basura ingieren (el 88,8% de ellos, según un estudio de la Universidad Miguel Hernández de Alicante).
¿Los alimentos preferidos? Pues, según este estudio –y al contrario de lo que se espera de ellos–, el alimento 'prohibido' que más ingieren los chicos cuando están solos son dulces, seguidos de bebidas alcohólicas, pizzas precocinadas y bocadillos. Algo que ha quedado perfectamente reflejado en un reciente anuncio publicitario de la cervecera Heineken, donde las chicas admiran el ropero de ella mientras ellos aplauden la inclusión de una enorme nevera repleta de cervezas en el armario de él.
6. CUIDAN DE SUS HIJOS. "El número de familias monoparentales de hombres que cuidan de sus hijos ha pasado de 30.000 a 50.000 entre 2002 y 2007", afirman responsables de la Asociación Custodia Paterna. Y eso que, en nuestro país, en el 95% de los casos de divorcios con hijos, la custodia de los menores se queda en manos de la madre. Con más de 460.000 familias divorciadas, lo cierto es que, según datos del INE, la mitad de los hombres que trabajan confía el cuidado de los hijos a la madre de éstos.
Un estudio publicado por la Universidad de Oxford sitúa a los hombres españoles en octava posición europea respecto a la colaboración en el cuidado de los niños. "Salvo durante las vacaciones y los fines de semana, cuando el tiempo dedicado a los cuidados de padres y madres casi se iguala, sobre todo si hablamos de niños mayores de 5 años y hombres divorciados", explica en el estudio. La imagen de padres solos, en casa, haciendo los deberes con sus hijos (o viendo el fútbol con ellos), cada día es más habitual en nuestro país.
7. LIGAN.El 50,8% de los internautas españoles, según el último estudio de la AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación), está registrado en alguna red social como Tuenti o Facebook, y el 23,4% de ellos está inscrito en más de una. Lo utilizarán para entablar relaciones laborales, compartir hobbies, pensarán algunos... Pues sí, pero no; aunque estas redes sirvan también para cumplir estos objetivos, lo cierto es que el 71,7% de los inscritos las usan, principalmente, "para potenciar sus relaciones personales", asegura el estudio.
"El Messenger te hace desinhibirte. Lo que no le dirías a una persona a la cara se lo dices por medio de la pantalla, no te da tanta vergüenza", afirma Roberto Vega. "Ya no hace falta que la mujer se vaya de vacaciones con los niños a la playa para ligar. Gracias a la tecnología se pueden llevar vidas paralelas viviendo juntos", añade. Y las cifras le dan la razón: el 40% de los internautas ha tenido un 'affaire on line' alguna vez en la vida.
¿La ventaja? Para quienes tienen otra relación, la mayoría de estas aventurillas no termina en cuernos... Al menos, físicos. Los que no han prometido fidelidad a nadie, ¡tienen un ancho mundo por descubrir! Eso sí, "sin olvidar que Internet es sólo un recurso del que hay que hacer buen uso. Si los encuentros en la red van a suponer abandonar otro tipo de relaciones, si se rodean de obsesión o de demasiadas mentiras, las ventajas de este medio se convierten en inconvenientes", explica el psicólogo Carlos de la Cruz. "Aunque, sinceramente..., la piel siempre será la piel y las dos palabras clave seguirán siendo 'te quiero'", añade.
8. MÁS SUCIOS.Deja de hacer la cama cuando se levanta, los platos se acumulan en el fregadero, la ropa sucia se amontona sobre la lavadora, no se afeita... El sofá, el mando a distancia y la lata de cerveza completan el panorama del hombre solo... Parece un tópico, pero no lo es: las mujeres se ocupan del hogar una hora al día, mientras que los hombres españoles lo hacen durante 30 minutos, según el INE.
Los fines de semana, la proporción sube de cinco a uno; y cuando se quedan solos –aunque, según Eurostat, ellas también bajan la guardia (salvo casos de obsesionadas por el orden que aprovechan sus momentos de soledad para hacer limpieza general)–, ellos llegan a suprimir la asignatura 'cuidados del hogar'. Es curioso que el Día Internacional del Trabajo Doméstico se celebre el 22 de julio, una época en la que abundan los rodríguez y rodrigaz y las casas no lucen sus mejores galas. Por nacionalidades, los hombres que se atreven más a limpiar cuando están solos son los noruegos, suecos, ingleses y estadounidenses, según un estudio de la Universidad de Oxford coor_dinado por la economista Almudena Sevilla-Sanz. "Los que menos, alemanes, austriacos y australianos", asegura.
9. NO HACEN NADA... La última encuesta de 'facilisimo.com' señala que, tras hacer las tareas domésticas, los españoles utilizan el tiempo de ocio del fin de semana, sobre todo, a ver la televisión (más de tres horas al día, según esta investigación). De hecho, uno de cada cuatro hogares españoles tiene televisión de pago, según el Ministerio de Ciencia y Tecnología, y los que más la utilizan son ellos. En cuanto a los contenidos favoritos, son comedias, deportes y noticias, por ese orden, según un estudio de la consultora Holden Pearmain. Aunque en tiempo total (por lo dilatado de las retransmisiones deportivas) dediquen más tiempo a ver deporte.
Ellas también dedican tiempo a la caja tonta, pero 20 minutos menos al día que ellos, según 'facilisimo.com.' Justo los mismos minutos que, según la 'Encuesta nacional de salud', duermen los hombres más que las mujeres, especialmente a la hora de la siesta que éstas practican un 15% menos. En definitiva, ellos aprovechan al máximo su soledad: "Antes, los hombres tenían más responsabilidades, menos medios económicos y no contaban con tanto tiempo para hacer cosas solos. Ahora las cosas han cambiado", finaliza Félix Cortés.
http://www.elmundo.es/suplementos/magazine/2009/521/1253119545.html